6 dic. 2016

Un reflejo casi idéntico


- Siempre hay ganas de patear Protectores -. Raeric mencionó la última palabra en voz baja aunque solo estaban ellos en el salón de la posada, por si acaso.

- Perfecto, preparaos que luego a las seis vamos a por los carros -. Explicó Akshael.

Alleria, Alanne, Raenia, Akshael y Raeric iban a ser los encargados de llevar a cabo el encargo del herrero Brode, el cual necesitaba los materiales del antiguo puesto de tala y minería situado en el río Dan. Sin embargo, cuando ya estaban reunidos en la plaza frente a la posada para dirigirse hacia la otra parte de la ciudad, apareció el niño que usaba el nombre falso "Isidro". Esta vez portaba, junto a su par de dagas, una espada ancha, un bastón y una ballesta con varios virotes colgando del bolsillo de su chaqueta de cuero.

2 dic. 2016

El peso del deber



- Está allí, yendo al castillo -. Indicó Akshael señalando hacia el este. Entre tanta nube de humo negro se discernía el castillo de Tydoras con la mayoría de sus torreones en ruinas pero aún con su impactante fortaleza intacta e iluminada por el amanecer.

- Dejádmela a mi -. La mirada cambió en Maief, quien pasó de estar con la cabeza perdida por la masacre que estaba ocasionando al frente de los Protectores en la parte central de la ciudad a enfocarse por completo en lo que debía hacer. Se lo debía a Evolution... Bueno, al fin y al cabo les debía todo a ellos.

26 nov. 2016

Parche 5.0: El Legado de los Eternos



El Legado de los Eternos

Como ya sabéis, el Poder de los Eternos son núcleos de poder mágico que han sobrevivido al Cataclismo que provocó la Doncella Suprema y de ellos también nacen el resto de la magia que envuelve al mundo en la actualidad. Ahora ha llegado el momento de indagar más sobre esta característica que poseen algunos seres vivos, que cuando lo despiertan, se llenan de un poder inimaginable. Al ser una propiedad mágica que proviene del antiguo mundo, la búsqueda de su significado más allá de la sabiduría popular también conlleva la exploración y descubrimiento de conocimientos perdidos, artefactos prohibidos y peligros sellados; Todo ello, durante milenios.

19 nov. 2016

Una realidad en ruinas

El cielo brillaba aunque de nuevo volvía a estar nublado, de manera que el gris que relucía se difuminaba con el tono apagado de un paisaje desolador a su alrededor. Edificios, estatuas, parques, bancos... Incluso las calles que antes destacaban por su belleza inigualable al estar decorada, entre otras cosas, por coloridos arbustos, ahora eran tan solo unas ruinas más de todas las que habían alrededor.

Pero había algo más.

De alguna forma, la mitad este de la ciudad había sido consumida por el mar, como si un enorme tsunami lo hubiese arrasado. Tan solo unos pocos edificios de los cientos que deberían haber sobresalían por encima junto a la muralla. Lo único que se había librado de aquella devastación acuática había sido toda la zona oeste de la ciudad, incluyendo el castillo, cuyo relieve geológico sirvió para que no fuese devorado por el agua.

6 nov. 2016

Recuerdos del antiguo mundo

¿Quién era? De alguna forma, recordaba su nombre y algunos detalles aislados, como el nombre de Hijos de Hextor, a la propia deidad, el apellido Trenler y las siglas "CDA", entre otras pocas cosas ¿Pero quién era realmente?

Evidentemente alguien relacionado con Hextor, hasta la mujer que tenía ante sus pies adorándole había mencionado a la deidad que lograba recordar y a la que daba nombre la organización a la que una vez perteneció ¿Pero y que más? ¿Quién era Albert Lerker? Muy pronto recibiría la respuesta, cuando los restos de la fuente que tenía detrás aún exhalando magia emitieron una onda que le cegó y le transportó a aquellos sucesos de su vida joven.


26 oct. 2016

Las cenizas de Akshael Oinotna

- Esperemos la orden del líder de Evolution. -había dicho Raeric.


¿Por qué estaban todos aquí? ¿Se había ido Kpim ya? Esas palabras de Raeric pesaron en mí, tal y como hicieron las del paladín de Hextor segundos atrás. Un nudo en la garganta me impedía hablar, así que mientras hacía acopio de fuerza de voluntad, seguía mirando el cielo aunque las gotas de la lluvia que comenzaban a caer me molestaban en los ojos y me obligaban a parpadear.

13 oct. 2016

Sin tregua (parte II)

- Se... Señora -. Balbuceó el Protector -. Su... Su espada...

- No se relaje Elentir, no me reincorporaré a la guerra pero aún podéis prestar ayuda desde el buque. Prepare los Destructores -. Ordenó Sumia.

- ¡De inmediato, señora! -. El Elentir hizo una leve inclinación y se marchó de inmediato del puente del barco.

Desde donde se encontraba Sumia, una plataforma elevada, podía ver con facilidad el resto de la sala del puente, con sus hombres monitorizando los escuadrones de Protectores que embarcaban tanto en las lanchas marítimas como en las voladoras para digiriese a la ciudad de Tydoras, pero aún más allá podía ver a través del enorme ventanal el paisaje de paisaje de la playa a través de la cúpula protectora que habían alzado los enemigos. Aunque durante un momento todo el paisaje se transformó; el cielo nublado se volvió denso y oscuro, dejando tras sí una gran precipitación y tormenta; La antesala para ver a Rainforce en los cielos con todo su poder.

26 sept. 2016

Sin tregua

Alanne cargó con todo lo que tenía contra Abigail, a pesar de que había usado demasiada energía dorada, ya lo había perfeccionado bastante comparado con las primeras veces, como en las Artes de Sangre. La Exequia trató de esquivarlo usando su propulsor pero Raenia arrojó unas dagas en la dirección a la que iba volando, de manera que tendría que elegir entre escapar de Alanne o usar su poder para repeler las dagas, pero no podría hacer las dos cosas a la vez.

- ¡Te tengo! -. Gritó la pícara de Evolution.

- ¿Eso crees? -. Sonrió Abigail, en lugar de repeler las dagas, usó su poder de atracción para desviar ligeramente su trayectoria.

- Mierda, van a por... ¡Alanne, cuidado!