22 feb. 2017

Nieve virgen


Iba a cumplirse ya casi una semana desde que Akshael, Jhin, Janna y Scarlett se habían separado del resto de Evolution. Habían decidido gracias a los consejos de algunos miembros de La Jauría Negra que irían cerca de la cordillera, el tiempo sería un poco más fresco pero evitarían algunos caminos más principales. Gracias a los avisos se habían preparado para el viaje con ropajes más gruesos y mudas de sobra, además de un saco de dormir para descansar lo mínimo indispensable y no depender exclusivamente de posadas de poblados que pudiesen cruzar.

16 feb. 2017

Cenizas


La misma ciudad.

Las mismas calles.

Los mismos campos.

Los mismos caminos.

Y sin embargo, era como estar en otro mundo.

En una realidad alternativa.

3 feb. 2017

Muro y Lomo

- ¿Cuáles son los planes de Rezjorvaiyan en la cuenca de Bargskan?

Lomo: Inicialmente buscar sujetos del Vitalis en la zona, ya que la cuenca es una de las cinco últimas localizaciones en las que buscar este recurso en las personas. También se enteró mediante la captura de ciertos indígenas de la zona de los Templos Kalnnasah y desea hallar el templo central.

Muro: No sabíamos que la Maldición tenía tal poder para que incluso nosotros no pudiesemos salir con nuestros recursos. Los altos cargos de los Protectores conocían la situación de la Maldición y estaba en sus prioridades eliminarla, pero por el momento están ocupados en las distintas guerras como para darle prioridad a esto. Así que no nos quedó más remedio que añadirlo a nuestra lista de objetivos aunque no estemos preparados para ello.

- ¿Y sobre su arma del Protector? ¿Qué propiedades tiene?

L: Ni idea, nunca ha desenfundado su arma que yo sepa.

M: Por lo que tengo entendido, solo la desenfunda cuando no conoce el patrón de ataques de su rival. Pero igualmente, no es lo mismo desenfundarla y usarla como un arma normal que llegar a canalizar  su poder a través de las Gemas del Protector, así que desconozco su poder.

23 ene. 2017

Las crónicas de Super Raeric y Mega Alleria

Querido Evolution.

Nuestro viaje va de putísima madre, ya hemos cruzado la cordillera y estamos en terreno más cálido y de más fácil avance. Nos dirigimos hacia el norte, hacia la ciudad de Reouhnuo, ya que pensamos ir directamente hacia Taneir por mar (dando un rodeo, en lugar de ir entre Gran Hiullal y Bargskan). Como os estaréis haciendo un lío os dejo un increíble boceto hecho por mi de cómo está la situación más o menos.



La zona marcada con interrogaciones es donde creo que más o menos está la capital, que no tenemos ni idea jajajaja... Aunque Alleria me acaba de decir que la ciudad se llama Ciudad Pétrea, vaya mierda de nombre ¿No? En fin, que ese es nuestro plan de avance, por si salís de allí en breve.

13 ene. 2017

Restos de la masacre

Escuchaba como los pasos se alejaban… Y a la par, una sensación que ya tuve en el pasado aparecía en mi mente.


Cuando Sumia acabó conmigo en la playa de Tyrodas no solo perdí mi vida, perdí mi determinación... Mi camino. La marcha de Alleria, la marcha de aquella persona que estaba iluminando con su luz mi maltrecho corazón, volvía a sentirme igual, vacío. Le dije que la esperaría, al igual que le prometí a mi hermana que me uniría a los Protectores del Ojo. Estaba cometiendo los mismos errores del pasado, yo fracasaré.

11 ene. 2017

La enésima y definitiva oportunidad, parte I



El sol asomaba entre los montes que recortaban el paisaje a lo lejos, bañando de luz todo un amplio valle carente de signos de civilización, era en un entorno enteramente natural. A aquella zona se acababa de teletransportar un joven de tez pálida, pelo rubio ceniza y ojos que relucían con un extraña tonalidad roja. Vestía una elegante traje de gala de capa larga que casi parecía una túnica y por el hueco de su chaqueta se podía ver la funda de una espada corta. Ese joven, llamado Albert Lerker, caminaba por el valle mecido por la brisa matutina que creaba ondulaciones en la hierba que tenía a su alrededor. Caminaba recto hacia el punto de encuentro, no debía tardar mucho. 

Y efectivamente, no pasó ni un minuto desde que se detuvo en el lugar designado hasta que apareció alguien frente a él, a una distancia considerable.

19 dic. 2016

La última en discordia

Después de que los sirvientes abrieran las puertas, vieron el espacioso salón donde se iba a llevar a cabo la celebración. Normalmente vacío salvo por la presencia de guardias y del pequeño trono al fondo; Ahora lleno de mesas circulares con manteles blancos, todas ellas rodeadas de asientos ocupados por miembros Protectores de gran importancia de todos los sectores. Al final había montada una plataforma con un estrado en el centro y la mesa presidencial detrás. En aquella noche fría todos se habían reunido con motivo de gran celebración y ahora miraban hacia las puertas que se acaban de abrir, hacia ellos.


6 dic. 2016

Un reflejo casi idéntico


- Siempre hay ganas de patear Protectores -. Raeric mencionó la última palabra en voz baja aunque solo estaban ellos en el salón de la posada, por si acaso.

- Perfecto, preparaos que luego a las seis vamos a por los carros -. Explicó Akshael.

Alleria, Alanne, Raenia, Akshael y Raeric iban a ser los encargados de llevar a cabo el encargo del herrero Brode, el cual necesitaba los materiales del antiguo puesto de tala y minería situado en el río Dan. Sin embargo, cuando ya estaban reunidos en la plaza frente a la posada para dirigirse hacia la otra parte de la ciudad, apareció el niño que usaba el nombre falso "Isidro". Esta vez portaba, junto a su par de dagas, una espada ancha, un bastón y una ballesta con varios virotes colgando del bolsillo de su chaqueta de cuero.